miércoles, febrero 14, 2007





No quiero esto de andar enamorado
estar triste y alegre sin motivo
saberse generoso y vengativo,
dormirse sin dormir, y estar cansado.

Y sin embargo, es el acostumbrado
milagro de estar témulo y altivo,
tanto más libre cuanto más cautivo,
tanto más rico cuanto más se ha dado.

Esto de respirar bebiendo el aire,
sentirse rey, temblar frente al desaire,
con el gesto indeciso y la mirada.

más cerca o más allá del horizonte,
sufrir el sol, tratar que no tramonte,
mirar sin ver. Y ver, sin mirar nada.

6 comentarios:

Luna Agua dijo...

Vaya.
Sí que no quiero estar así.
Mas bien rehuyo de estar así.
Pero que será que una trémula sensación llega por un beso bien dado, una pasión bien recibida que hace que todo empieze de nuevo???


Saludos

unjubilado dijo...

Precioso poema. Aunque me estuviera muriendo de hambre el contenido del plato no me lo comería nada más que con la imaginación.
Un saludo

tormenta del mar dijo...

Vilma: Hermoso tu nuevo blog! Me gusta mucho el cambio! Será porque es todo rosita?????
Bello poema! Y el anterior...genial, al igual que la imágen que lo acompaña!

Besos de hada!!!!!

Athos dijo...

Precioso escrito, sin duda.
Yo también fuí un hippie de los 70.
Paz y Amor

Gabrielus dijo...

Hola hippie:

Yo vivo hoy y todos los días, todo lo que dice el poema.
Es una camino bastante complicado enamorarse de esa manera, pero hay que luchar por lo que uno quiere y está seguro que lo desea.
El amor a veces es sufrido, pero con el tiempo siempre puede dar la merecida recompenza.
Besos!

mi despertar dijo...

lindo poema...saludos desde miami